Flora y Fauna

Hablando de la fauna silvestre asociada, es posible avistar águilas, zorros y pumas, los cuales sólo bajan a sectores poblados cuando el alimento escasea, cazando ovejas y animales menores.

A primera vista es impresionante la variedad de tonalidades derivadas del verde que se aprecian por donde se fije la mirada.

La exuberante vegetación, ecosistemas forestales y su entorno entregan a los visitantes un atractivo panorama revitalizador y lleno de vida.Cercanos a los asentamientos urbanos se puede observar bosques abiertos donde abundan los coigües, lenga, radal, avellanos, hualles, olivillo, robles, arrayanes ( Característico por su finos troncos anaranjados) generalmente en estos sectores se encuentra una abundante vegetación como el pangue, enormes helechos, liquen, un musgo que al igual que los helechos se dan a la sombra y humedad de estos bosques.

También es posible observar el copihue, considerada la flor nacional, que se da como una enredadera de hojas firme y brillante, cuya flor se da en intenso rojo, blanco y rosado, que cuelgan como campanitas de colores entre los bosques.

Pero sin duda, la atención se la lleva la alta cordillera con la presencia de bosques milenarios de Araucarias que dominan el paisaje, y no es por su abundante follaje o su colorido, al contrario, más bien destaca por su extraña conformación rígida y de gran altura. Como su crecimiento es tan lento, ya se puede constatar la larga data de su presencia por estos paisajes donde no coloniza ninguna otra especie. Resistente a las fuertes ráfagas de viento cordillerano, constantes nevadas en medio de una soledad sólo interrumpida por el vuelo de imponentes cóndores.

En sectores de menor altitud abundan los queltehues ( O también conocidos como treiles), las bandurrias y patos silvestres que comparten humedales y lagunas junto a coipos y en algunas partes con cisnes de cuello negro.

Mas escondidos y difíciles de avistar se encuentra el carpintero macho que se reconoce por el intenso color rojo en su cabeza o carpintero negro que corresponde a la hembra. Es más fácil escucharlos en medio de los bosques junto al bello trinar de zorzales, o el chucao entre muchos otros.